Vior

Provengo de familias argentinas de campo por más de 300 años por una rama, y de familias inmigrantes italianas por la otra. En las primeras, varios participaron en las luchas por la independencia y la Conquista del Desierto, y todos ellos debieron trabajar muy duro por el bien de la familia y, por qué no, de la Patria.

Por eso es que hoy, cuando veo las actitudes maliciosas y miserablesde diferentes políticos y dirigentes de la oposición, más preocupadospor mantener sus privilegios, negándose a reducir el déficit, cuidar suimpunidad y la de sus fortunas al no dar quórum para tratar la ley de Extinción de Dominio (que permitiría recuperar el dinero de la corrupción); escudarse tras todos los artilugios legales y en fueros para protegersede los juicios, pagar a los que concurren a las manifestaciones y piquetes sin saber qué cosa reclaman, comprar a algunos locutores deTV, torpedear la recuperación del país, etc, siento una gran indignación y hasta asco.

Lo más triste es que mucha gente, algunos por situaciones socio económicas muy difíciles, otros por mezquinos intereses y casi todos ellos por estar muy poco informados, son engañados con el canto de las sirenas” de los populistas, que les prometen paraísos fáciles, donde pueden trabajar o cobrar sin hacerlo, recibir limosnas que desfiguran como derechos”, incentivando un odio de clases que, en la realidad, no existe.

Eso sí, estos populistas”, empezando por los capitostes sindicales y los dirigentes de las militantes izquierdas, y abarcando las diferentes ramas del peronismo, disfrutan de sus millonarios departamentos en Puerto Madero, de cantidad de autos de alta gama, de campos, diversas propiedades y de fortunas en el país y exterior.

En realidad, ellos constituyen la verdadera oligarquía” en Argentina, y se esmeran para mantener sus privilegios, importándoles muy poco o nada ni la Patria ni los argentinos.

Pero no pierdo la esperanza de que surja la luz al final del túnel, y nuestro país recupere el bienestar del pueblo y esa posición de privilegio internacional que supo tener en el pasado, como fruto de las acciones de patriotas como Sarmiento, Avellaneda, Sáenz Peña, Alvear, etc.

Y si así no ocurriera, y triunfara la corrupción y la mentira, tristes y oscuros tiempos nos esperan, de miseria y atropellos, convirtiéndonos en émulos de la Venezuela chavista, de los que será muy difícil salir por varias décadas.

Pedro Bollo

[email protected]

Gremialistas que defienden sus propios intereses”

El derecho a huelga está garantizado por la Constitución, pero ese derecho es utilizado por los gremialistas como una extorsión al Gobierno: paro de trenes, subtes, docentes y bloqueos de calles son organizados por gremialistas que defienden intereses propios. Quieren demostrar poder político más que reivindicaciones laborales. Resulta patético ver en los gremios estatuas de Evita y Perón, marcando al gremialismo como un partido político. Será hora que actúe la Justicia y veamos a los paros como atentados contra la democracia por extorsionadores profesionales.

José Lenczner

[email protected]

Algo estamos haciendo mal los argentinos. Buscás un pintor, aparecer un paraguayo; un verdulero, aparece un boliviano; en un restaurante te atiende una camarera colombiana; buscás un médico, te atiende un cubano; el celular lo arregla un peruano; en la playa los lentes te los vende un africano; la picada te la vende el chino. No tengo absolutamente nada contra ellos. Pero para los piqueteros no hay trabajo. ¡Notable!

Julio Sánchez Ruiz

[email protected]

Dujovne y el peso de la confianza en su espalda

La designación del ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, como coordinador del equipo económico, de nueve ministros. En mi entender, en los hechos, es la creación artificiosa a la criolla” de un ministro de Economía. Pero, si lo es para bien del país, adelante y éxito. De hoy en más deberá Dujovne devolvernos la confianza y de ese modo salir por fin de las tantas pesadillas de los últimos días.

Edgardo Solís

[email protected]

La Argentina, y el debate que nos debemos como sociedad

¿Qué nos pasa a los argentinos? ¿Por qué estamos como estamos después 34 años de democracia? Llevamos ya 34 años de democracia. Sí tomamos los indicadores sociales de la década del 60 y los comparamos con los actuales, nos abrazamos todos y nos ponemos a llorar: 30% de pobreza, 1.400 villas miserias, desocupación, déficit fiscales , corrupción generalizada en casi todos los estamentos del Estado, desindustrialización, inflación, crisis económicas recurrentes, corralito, calidad educativa por el suelo, inseguridad, etc. ¿Qué hicimos con el país los argentinos viviendo en democracia? ¿El sistema democrático tiene la culpa? Yo creo que no. Sí no cambiamos nuestra matriz cultural difícilmente tengamos futuro.

Ese es el gran debate que nos debemos todos los argentinos y que lamentablemente no lo abordamos. Para pensar y reflexionar.

Mario Di Bona

[email protected]

El Mundial y la idiosincrasia que mueve a los hinchas

Hace unos días, en un programa de radio, hacían una encuesta a los hinchas de fútbol. Les preguntaban qué preferirían, que su club ganara la Copa Libertadores o que la Selección Nacional ganara el Mundial.

Como no podía ser de otra manera, la mayoría prefería que su club gane la Copa Libertadores. Algunos preferían eso, porque la Selección no los representaba, no se sentían identificados por esta. Yo me pregunto, ¿qué significa sentirse identificados, representados? Tuve ganas de llamar diciendo que a mí, los que no me representan o con los que no me siento identificado son los hinchas que van a los mundiales.

No puedo realmente sentirme representado, tomando por ejemplo el último Mundial, por un grupo de imbéciles que van a cantar burlándose de nuestro histórico rival en su país, cuando este fue eliminado del Mundial que organizó.

Marcelo Rusca

[email protected]

En esta Semana de Mayo, pide embanderar Buenos Aires La Semana de Mayo es celebración propia de nuestra Ciudad. La Revolución se gestó a la sombra del Cabildo, los Regimientos 1 y 2 de Patricios, de Arribeños, de Andaluces, Montañeses, Granaderos de Fernando VII, Cuerpo de Artilleros Volante, Husar del Rey, Batallón de Castas y otros, nacieron en Buenos Aires.

Recordemos nuestros orígenes, honremos a nuestros héroes y trasmitamos a nuestros hijos el valor de la palabra Patria.

Esta Semana de Mayo, embanderemos a Buenos Aires. ¡VIVA la Patria!

José Mancera

[email protected]

Read The Original Article